Una imagen de amor incondicional -agape- por parte de un Dios poderoso.
La gran figura conmemorativa de bronce se inclina con compasión sobre las plantaciones de un jardín, que es el lugar donde se depositan las cenizas de los difuntos. Esta escultura fue diseñada originalmente para la visita del Papa a la Catedral de Santa María en San Francisco, ahora ubicada en la Iglesia Metodista Unida de St. Paul, Helena, Montana. (El precio es por el modelo).

Quién da todos los regalos

$10,000.00Precio
  • Edición limitada de bronce de 20. Solo un molde disponible.